Algunas profecías de Perón y los desafíos del S.XXI

Publicado: 18 febrero, 2012 en Argentina, Noticias y política
Etiquetas:, , , ,

por Jorge Torres Roggero

(En revista FALTA ENVIDO, nº 3, dic.2011)

 

El 14 de enero de 1952, en un artículo titulado “Algo más sobre confederaciones continentales”, Juan Domingo Perón aclaraba algunos aspectos referidos a la “guerra fría”, al uso de las Naciones Unidas y la OEA por el imperialismo y a la necesidad de la unión latinoamericana frente al avance de las grandes potencias. Las llamamos profecías porque fue capaz de mirar los reprofundos de  la realidad y anticiparnos lo que vio.

1.- “La disputa por el dominio de un mundo hambriento”

Perón advierte, en primer lugar, que la tercera guerra mundial es un “hecho en marcha”. Analiza la imposibilidad de un enfrentamiento bélico tradicional: “Es más probable que esta guerra se decida por destrucción progresiva y agotamiento que por un acción militar operativa y violenta. Ello indicaría una larga duración y un resultado indeciso hasta el derrumbe de una de las partes”. Previene, además, que el problema “más grave y difícil del mundo actual es comer”. Ya en 1952 vaticina que el futuro acrecentará el problema. La población del mundo aumenta, la vida del hombre se prolonga y se acerca una cruenta etapa de la humanidad. Adviene un período destructivo y ruinoso. En efecto, Perón anunciaba la proliferación de guerras focalizadas instigadas por USA y URSS en el tercer mundo. Le dan la razón el Sudeste Asiático, Medio Oriente, África, América Latina. Contiendas para apoderarse de los recursos de los pueblos mediante la destrucción y la matanza.

Sin embargo, el imperialismo que resulte triunfante sucumbirá, a pesar del éxito,  porque habrá heredado el hambre del mundo. “Los  dos grandes imperialismos en pugna no se interesan en la solución de este problema, sino en la disputa por el dominio de un mundo hambriento. Pero, el que gane la guerra, si no quiere sucumbir a pesar del éxito, deberá encarar la solución que, después de la contienda, entrañará un estado extremadamente agudo e intenso”.

Ahora bien,  la solución tiene un solo camino: producir más alimentos, desarrollar en forma extensiva e intensiva las áreas productivas. Y como la producción alimenticia aun depende de la tierra, el porvenir de los países depende de sus reservas territoriales

En consecuencia, como nosotros somos los mejor dotados, seremos los más amenazados por un imperialismo que revivirá el espíritu conquistador del S.XIX. “Aumentado y corregido”, extenderá y intensificará su dominio.

El ataque del “anarcocapitalismo financiero”, la crisis casi terminal de la economía norteamericana vaciada de capital y trabajadores para alimentar la fiebre de inversiones nominales y de explotación del trabajo esclavo del orbe entero, ratifican la profecía de Perón. Pero como “ imponer y extender el imperialismo económico mundial y salvar el régimen capitalista son muchos objetivos y demasiado grandes para ser consolidados”, eso llevará a USA hacia una “situación financiera desesperada” y a enfrentar objetivos secundarios antagónicos con el “mundo libre”: “es probable que aun venciendo en la guerra pierdan todo lo demás”. Tal la situación actual.

Pero como previno nuestra Presidenta CFK en el G20, todavía estamos a tiempo de “cambiar la actual situación aunque haya que tocar intereses de grupos pequeños pero poderosos: “muchas veces es mejor enfrentar a esos poderosos intereses que más adelante enfrentar la furia de la sociedad”cuando el “pueblo haga tronar el escarmiento”.

2.- “Queda una sola solución, unirnos”

Ya en enero de 1952, Perón proponía como única garantía ante la amenaza cierta de conquista, la unión en una confederación latinoamericana. “Unidos seremos fuertes y numerosos. Desunidos seremos fácil presa de la conquista imperialista y de la explotación consiguiente”. La forma de realizar esta unión, cualquiera. Pero con una condición: “si antes se consultan los pueblos y luego se ejecuta su mandato”.

Una incipiente pero poderosa y decidida Unasur es el mejor testimonio de la sabiduría y el don de pre-visión de Juan Domingo Perón. La acción de Néstor Kirchner, Lula da Silva, Hugo Chávez, Rafael Correa y sus compañeros de Sud América, ganaron una primera gran batalla cuando destruyeron la trampa del ALCA. Luego solucionaron las tensiones de la región sin acudir a intervención extraña: sólo “apoyados en la sinceridad y la lealtad” sin las cuales es inútil hablar de unidad. Simplemente, como decía Perón, hacía falta que pasara la época de “los gobiernos dóciles” y las “oligarquías obedientes”.

3.- “Los ricos del futuro”

 El 30/07/73, Perón, tras su regreso del largo destierro, sigue anunciando cuál será nuestro papel en el S.XXI y cuál será la situación del mundo. Es el tema central de sus disertaciones: “Y el problema de este momento es que esos exageradamente ricos por el     exagerado exterminio ecológico de sus zonas, están pasando a ser los ricos del pasado, para que aquellos que no se han desarrollado, como nosotros, puedan pensar en que serán los ricos del futuro”(Juan Perón,18/08/73). Frente a ese cuadro, era urgente encarar el desarrollo tecnológico y dedicarse a la gran producción de granos y proteínas. Sin materia prima y sin combustibles, los poderosos comenzarán a asustarse y eso los hará más peligrosos: “Esta es una cuestión a la que no escapa nadie al considerar los problemas de la tierra. Nosotros tenemos que pensar para entonces, porque en momentos de crisis de materia prima y comida, las vendrán a tomar aquí y, si no nos preparamos, las tomarán incluso por teléfono…”

4.- “El secreto del futuro: el consumo y China”

Frente a un inmenso mundo de consumidores  hambrientos “en que los productores vamos siendo cada día menos” : “El secreto está en mantener ese perfecto equilibrio del ciclo económico de la producción: es decir, la producción, la transformación, la distribución y el consumo. Cada uno de estos cuatro factores es un factor de riqueza. Algunos creen que se pueden hacer ricos haciendo economía y suprimiendo el consumo.…”(Juan Peron, 25/10/1973).

Ante los que afirman que no hay inversiones en la Argentina, que los capitales que hoy día representan el “anarcocapitalismo internacional”, sin conexión con la economía real,  desconfían de nuestro país porque aquí no hay “reglas claras”, ni “credibilidad”, ni “seguridad institucional”, Perón, respondía así en una entrevista del DOMENICA DEL CORRIERE (Milán, Ansa, 23/10/1973): “Muy bien, pues recurriremos a China. No podemos olvidar que tiene 800 millones de consumidores”.

Las plutocracias y las oligarquías están acostumbradas  a infravalorar políticamente al pueblo, pero: “La hora de los pueblos se está acercando. Algunos no sentirán su llamado. Muchos cometerán el error de enfrentarlos. Otros tentarán la tontería de engañarlos, pero los pueblos pasarán. Desgraciados entonces los dirigentes  que no estén a la altura de sus pueblos. (…) Luego vendrá la unión de los irredentos y sobre los despojos de la infamia comenzará a construirse un pueblo nuevo y a construirse una nueva vida. Hasta entonces habrá que estar dispuestos a morir por la libertad si es que no deseamos conformarnos a vivir en esclavitud” (Perón, 11/09/1952).

Hubo un político que estuvo a la altura de su pueblo y dispuesto a “morir por la libertad”. Se llamaba Néstor Kichner.  Cristina, su compañera, es la gran conductora del “pueblo nuevo” que ha comenzado a construirse y que está pariendo “una nueva vida”.

Anuncios
comentarios
  1. […] Algunas profecías de Perón y los desafíos del S.XXI  […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s