ES LA MEMORIA UN GRAN DON (2da. Parte) 1951-1955. La revista NORTE. Tucumán

Publicado: 11 marzo, 2018 en Ensayos, Literatura, Poética, política, Revista NORTE, revistas literarias
Etiquetas:, , , ,

por Jorge Torres Roggero

NORTE TUCUMÁN1.- NORTE, un camino

En la entrada antecedente, encaré una reseña de la revista CULTURA editada por el Ministerio de Educación y Cultura de la Provincia de Buenos en la década de 1950. Ahora, quiero refrescar la memoria de quienes todavía insisten, en su ignorancia, con el viejo argumento de la “barbarie” peronista.

Me refiero a la revista NORTE, publicación de Cultura Superior de la Comisión Provincial de Bellas Artes de Tucumán, Argentina. Eran miembros de dicho organismo: Enrique Zarlenga, Oscar E. Sarrulle, Juan Belcuore, Mario Cognatto, Manuel Gonzalo Casas, Manuel García Soriano y Miguel Herrera Figueroa. Estos tres últimos, a su vez, constituían la Comisión Directiva de NORTE.

El N° 1 apareció en el mes de octubre de 1951 y me resulta imposible resistir la tentación de citar con cierta extensión la declaración de propósitos ya que constituye un claro ejemplo de lucidez y compromiso del intelectual con su patria y con su pueblo. Al mismo tiempo, revela la maravillosa unidad de concepción de nuestro movimiento que permite encarar empresas de igual sentido y similar alcance, a un mismo tiempo, en Buenos Aires y Tucumán. Manifiesta, por otra parte, una muestra palpable de verdadero federalismo ya que se trata, nada menos, de una manifestación de potencialidades  intelectuales y artísticas de una provincia interior. Es, por otra parte, una demostración de que los altos valores académicos se perfilan en la patria toda cuando se da rienda suelta a la creatividad y se obra con fe en las propias virtualidades. Paso, entonces, a la cita prometida:

“Propósito quiere decir eso: pro-positum, lo que se pone antes de hacer la cosa. Lo que se envía por delante como intención, como deliberada voluntad creadora. El nuestro, en tal sentido, es comprender una causa. Servir desde el alto nivel que una cultura superior exige, la causa del pueblo profundo, del pueblo histórico, consubstancial a la revolución de la Argentina presente: la Argentina de Perón (…). Por eso no quisiéramos ser calificados de intelectuales, en el sentido que se da a esta palabra desde cierta actitud ilustrada. El intelectual que ha cerrado sus poros al mensaje tenso y sugestivo que la realidad pone en sus ojos cada mañana, para refugiarse en un mundo de abstracciones no reales, sino lógicas, nada tiene que ver con con este intento, con esta empresa que queremos llevar adelante. (…) Quisiéramos, con una actitud semejante, poner una brasa, un calor nuevo en la vida intelectual argentina cuya crisis parece insoluble porque los intelectuales andan como ciegos -como árboles- huérfanos de intuición social y política, exilados del mundo que pisan, tristes porque no entienden ya el lenguaje de las cosas mismas –  que siguen hablando sin embargo.”

De acuerdo a mi criterio, es clara la intervención de la pluma comprometida y lúcida del filósofo Manuel Gonzalo Casas nunca suficientemente vindicado. Tal como ocurrió con CULTURA, trataré de realizar  un muestreo en que se ponga de relieve la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. O como decía, Saúl Taborda, entre lo que “se piensa” y lo que “se vive”. De ahí la importancia de los “hechos de cultura”.

Desgraciadamente, solo cuento con dos números de la revista NORTE. Es que la “barbarie ilustrada” de la oligarquía se ha cuidado bien de hacer desaparecer de bibliotecas y regiones consagradas de la cultura, los vestigios de la verdadera luz del pueblo. Se registra en libros y estudios, con sumo cuidado, hasta el más decrépito flato tipográfico de las “élites” liberales y seudo-marxistas. Se inventan vanguardias y revoluciones artísticas, literarias y científicas cuyos protagonistas son figurones de la cultura oligárquica. Pero a las creaciones que los intelectuales comprometidos con el pueblo crean, junto a ese mismo pueblo que es co-autor y destinatario, se las sume deliberadamente en el olvido, o se las destina a la destrucción y el escarnio. En los dos números que atesoro se pueden encontrar valiosos ensayos filosóficos, jurídicos y literarios, poemas, cuentos, dibujos y comentarios de libros.

La lista de colaboradores es numerosa y calificada: Manuel Gonzalo Casas, Miguel Herrera Figueroa, Francisco J. Andrés Mulet, Fr. Mario José Petit de Murat, O.P.,Jorge W. Ábalos, Marcelo Amsler, Lino Eneas Spilimbergo, Nimio de Anquin, Manuel Juan Fossa, Norberto Antoni, Luis Cano, María Eugenia Valentié, Horacio C. Rodríguez, Adolfo Luis Valle, Diego F. Pró, Guillermo Orce Remis, Clímaco de la Peña, Alberto Urieta, Raúl Galán, Ignacio B. Anzoátegui, Tomás Eloy Martínez, Lorenzo Domínguez.

Tal como quedó en claro al comentar la revista CULTURA de La Plata, es necesario poner el acento en la amplitud de criterios con que se abren la páginas de NORTE. Sin discriminaciones políticas, ya que en la lista precedente figuran colaboradores notoriamente ajenos al movimiento peronista. Tampoco falta, como en el caso anterior, algún “buey corneta”, para seguir usando la denominación jauretcheana de los que se “dieron vuelta” y a lo mejor destruyeron NORTE, para borrar sus “huellas populistas”, sin saber que destruían su más alto merecimiento ante el pueblo y la patria.

2.- NORTE: los “hechos de cultura”

En apenas dos números, se pueden registrar numerosos “hechos de cultura” encarados por el gobierno de Tucumán:

1.- Escuela Infantil de Artes Plásticas.

2.- Biblioteca Infantil de Arte.

3.- Exposición de obras de niños tucumanos en el Instituto de Arquitectura de la Universidad Nacional de Tucumán.

4.- XI Salón de Artes Plásticas de Tucumán con un total de 86 obras entre pinturas, esculturas, dibujos y grabados. Posteriormente la exposición se trasladó a Monteros, cona auspicio de la Municipalidad de esa ciudad.

5.- Recitales de guitarra.

6.- Congreso de Historia: “Primer Congreso de Historia de los pueblos de la provincia de Tucumán”. Trata un temario de doce puntos en el que se exponen investigaciones sobre cultura de los pueblos autóctonos, historia eclesiástica, económica y social de los pueblos de la provincia: toponimia, señalamiento de lugares históricos, organización de archivos, historia social de la provincia, de la instrucción pública y de las instituciones.

7.- Segundo Salón de Artes Plásticas del Norte Argentino. La versión  anterior, 1950, se había realizado en Santiago del Estero.

8.- Se organiza un certamen poético a fin de editar La Primera Antología Poética de Tucumán. Son seleccionados: Raúl Galán, Guillermo Orce Remis, Tomás Eloy Martínez, Eduardo Joubin Colombres, Rogelio Arana, Emilio Rubio Hernández, Segundo M. Argañaraz, Carola Briones, Marina Briones, Emilio Carilla, Alma García, Odín Gómez Lucero, Oscar Emilio Sarrulle, Alfredo Roggiano, Horacio Jorge Becco, entre otros. Téngase en cuenta, que, comenzando por el primer premio, Raúl Galán y muchos de los que le siguieron no se tuvo en cuenta su militancia política sino su calidad artística. A nadie escapa que Raúl Galán y las hermanas Briones, por ejemplo, como integrantes del promocionado grupo poético La Carpa, sentaron posiciones netamente antiperonistas.

¿No constituye lo que estamos averiguando un mentís al remanido invento de la “segunda tiranía”? ¿Qué decir de los que gozaron del calor oficial y después del 55 se rasgaron sus vestiduras de castas vestales de la democracia desde una cátedra universitaria? ¿Será casual que el N° 8, última entrega de NORTE, apareciera en junio de 1955?

9.- Se organiza el Primer Certamen de Teatro Vocacional. El gobierno ofreció a los participantes las siguientes facilidades: “una sala de espectáculos con maquinaria teatral completa, utilería, luz eléctrica, personal de maquinistas, utileros, acomodadores, boleteros, entradas numeradas, programas y publicidad periodística y radiotelefónica, totalmente gratuitos. Además se les entregó el cincuenta por ciento del total bruto recaudado en concepto de ventas de localidades”. El cincuenta por ciento restante se lo reservó la Comisión Provincial de Bellas Artes para sufragar los gastos originados por el certamen. Se deben agregar a lo anterior los premios en efectivo otorgados a los conjuntos ganadores y las medallas de oro para los actores y las actrices.

10.- Por último, no se pueden dejar de lado las publicaciones auspiciadas por el Museo Folklórico Provincial de Tucumán con estudios tales como ¡La Víbora! de Ramón Alderete Nuñez que recoge las numerosa creencias sobre ofidios del norte argentino. Recordemos que, en ese mismo año, Tobías Rosemberg publicó, con el auspicio de la Sociedad Tucumana de Folklore, un libro de gran valor para los estudiosos del saber popular: El sapo. En el folklore y en la medicina (Ed. Periplo, Bs.As.). Tobías Rosemberg fue miembro de número del Primer Congreso Nacional de Folklore inaugurado el 10 de noviembre de 1949. Su lema: “Qué y cómo el pueblo piensa, siente, imagina y obra”.

Antes de concluir, es necesario redundar. El análisis de CULTURA y NORTE nos muestran un “contenido valorativo” impregnado de  una profunda “unidad de concepción” que logra, a la vez, “la forma” capaz de contenerlo. Es lo que señala F.A.Mulet en su artículo “Contenido sociológico de la tercera posición”: la capacidad del peronismo para llevar el cuadro estrictamente teórico de los valores al campo concreto de la realidad mediante “formas planificadas”. Es una vieja virtud justicialista que habrá que recobrar. Ante la duda individualista, ante la neo-burocracia tecnocrática y la híbridas propuestas de cierto progresismo, no abandonar nunca el norte de la justicia social y el fin último de la felicidad del pueblo y la grandeza de la nación.

Como sostiene Mulet, la aplicación de la tercera posición en la Argentina tiene el enorme valor de servir de modelo a un mundo occidental en decadencia.

Un último dato: era gobernador de la Provincia de Tucumán Fernando P. Riera; vice-gobernador, Arturo del Río; y ministro de Gobierno, Justicia e Instrucción Pública, Estratón Lizondo.

Jorge Torres Roggero

Córdoba, 2 de marzo de 2018

Anuncios
comentarios
  1. O. Augusto Berengan dice:

    Referente a la actividad que me ocupa y es la relacionada con el ámbito artístico cultural; Tucumán, en todo aspecto fue la Puerta del Noroeste Argentino: por ejemplo, desde la U.N.T., en 1946 a Juan Alfonso Carrizo, le fue editado el Cancionero de Jujuy. También en el campo de las Investigaciones Folklóricas, a Isabel Aretz (junto con Carlos Vega los más notables Musicólogos argentinos, hasta la fecha)), la U.N.T. le publicó también -sino me equivoco- en 1946 un importante volumen sobre el Cancionero Folklórico de Tucumán; el ya mencionado Grupo La Carpa en el cual estaban representados los más notables Escritores del N.O.A.. La prestigiosa trilogía de Poetas Tucumanos “Los Poetas del Cañaveral”: Nicandro Pereyra, Manuel Serrano Pérez y Manuel Aldonate (este último creador y propulsor del los Encuentros de Poetas de Monteros, lugar por el cual y año a año -me consta- pasaba lo mejor de la Poesía Argentina). Quería desde mi lugar, ampliar este justiciero aporte el cual y desde Confusa Patria, se hace a la Cultura de Tucumán. Por último y ya en el ámbito privado, en su momento Los suplementos Literarios de los diarios eran las niñas mimadas y prenda de orgullo de todo diario o, semanario que presumiera de su calidad: La Gaceta de Tucumán, Pregón de Jujuy y La Nación de Buenos Aires, eran considerados los tres mejores de Argentina (dos de ellos del N.O.A.).- Muchas gracias y un cordial saludo de, O. Augusto Berengan.-

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s